Dirección John Krasinski

Guion Scott Beck, Bryan Woods, John Krasinski (Historia: Bryan Woods, Scott Beck)

Música Marco Beltrami

Fotografía Charlotte Bruus Christensen

Reparto Emily Blunt,  John Krasinski,  Millicent Simmonds,  Noah Jupe,  Cade Woodward, Leon Russom,  Doris McCarthy

Productora

Platinum Dunes / Sunday Night. Distribuida por Paramount Pictures

Sinopsis

Sigue la historia de una familia que vive en una casa en el bosque cuidándose de no emitir ningún sonido. Si no te escuchan, no pueden cazarte…

Un lugar tranquilo es un amalgama de géneros, ciencia ficción, drama , terror, suspense a partes iguales.

Se sustenta sobre todo en la idea del silencio absoluto como premisa,ya que, de lo contrario serian cazados por unos monstruos extraterrestres que han invadido el planeta , en como seria un mundo ausente de ruido.Otro pilar que se le puede observar a la película es la buena labor que realiza Krasinski tras las cámaras, un trabajo pulcro y  con buen pulso. Así mismo elogiar la labor actoral de los cuatro protagonistas que conforman la familia protagonista, donde destaca por encima de todos Emily Blunt que esta fantástica como de costumbre.

Pero a pesar de sus buenas cosas la película no convence del todo. Las situaciones que se van desarrollando a lo largo de la trama se le nota demasiado las referencias a otras películas,expuestas de manera poco disimulada, que se torna en un conjunto de clichés por momentos.

La escena donde el padre salva a sus hijos, la escena final en el sótano donde descubren el punto débil de los monstruos…… 

Los agujeros en el guion son demasiado grandes, como para dejarlos pasar por alto, como se le puede pasar por la cabeza a unos padres responsables tener un crio en un mundo como ese ? los monstruos extratarrestres pueden escuchar ruidos a miles de km pero no escuchan al bebe llorar a su lado?…..

La familia es cliché pasado de moda, la madre se queda en casa y el marido va a recolectar y a la aventura y eso se extiende a los hijos según su sexo.

Un lugar tranquilo es una película que te deja a medias, con un sabor agridulce, se disfruta y es agradecida, por los actores y la buena puesta en escena, pero una vez terminado su visionado, te deja la sensación de estar ante un sucedáneo de otras muchas cosas, con un guion que se inverosímil incluso dentro de la ficción.

( Marck E. Monroe )