🖊Reseña: No respires

NO RESPIRES 2016
Dirigida por Fede Álvarez artífice del genial remake de Evil Dead (2013) de la obra de Sam Raimi. El guion escrito por el mismo director Rodo Sayagues. Con una fotografía a cargo de Roque Baños.
Interpretada por Jane Levy,  Dylan Minnette,  Stephen Lang,  Daniel Zovatto,  Sergej Onopko, Jane May Graves,  Jon Donahue,  Katia Bokor,  Christian Zagia,  Emma Bercovici, Brak Little,  Michael Haase.
Unos jóvenes ladrones creen haber encontrado la oportunidad de cometer el robo perfecto. Su objetivo será un ciego solitario, poseedor de miles de dólares ocultos. Pero tan pronto como entran en su casa serán conscientes de su error, pues se encontrarán atrapados y luchando por sobrevivir contra un psicópata con sus propios y temibles secretos.
Con poco mas de cuatro actores un perro y una casa Álvarez compone una obra redonda del genero de thriller/terror alejándose de banales artificios y sustos gratuitos nos ofrece por el contrario un juego del gato y ratón intenso lleno de una asfixiante tensión.
El director demuestra ante todo una capacidad extraordinaria para desarrollar la historia que desea contar dotándola de terror y peligro bien construido en base a las situaciones que el mismo desarrolla según avanza la trama.
Así mismo el manejo de la cámara y del tiempo usando de forma muy hábil recursos como la oscuridad, la quietud y sobre todo el silencio asientan la película en unos cimientos sólidos que según transcurre la película permiten que esta no decaiga ni un solo instante.
Los personajes están muy bien construidos ya que todos tienen unas motivaciones para sus actos, incluso el “villano” sus motivaciones son más que definidas, justificadas o no , dotándole de una personalidad que lo aleja del típico psicópata mata, mata tan manido.
Los actores están todos perfectos en sus papeles pero es Lang el que destaca sobre todos con su arrolladora presencia y una interpretación sobresaliente.
Una sorprendente película que te deja sin aliento, con algunos giros muy logrados, un potente ejercicio estilista. No me atrevo de calificarla de obra maestra pero si no lo es poco le queda. Fede Álvarez un director al que hay que seguir la pista.